LA SABICA



Para desentrañar la complejidad simbólica y visual del conjunto es necesario previamente situarlo en el plano de la ciudad y, sobre todo, atender a sus alturas y perspectivas.
De las diferentes colinas que tiene la ciudad de Granada, siete cuenta el viajero Münzer en el siglo XVI haciendo un paralelismo romano, la de la Sabica donde se sitúa el conjunto no es la más elevada. La de Valparaíso enfrente y la prolongación de la Sabica, hacia el sureste, dominan con su altura a los palacios de la Alhambra. Sin embargo, sí es la que mejor visualidad permite desde el resto de la ciudad. Es sin duda un lugar elegido para ser visto. Perfectamente visto por todos y cada uno de los habitantes de la ciudad islámica.